Sector Silvicultura y otros usos de la tierra

El sector Industria es responsable de cerca del 27% de las emisiones de gases de efecto invernadero GEI en el país (Inventario GEI 2005).

Este sector se abordó con el liderazgo del Instituto Nacional de Bosques (INAB) y el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), quienes promovieron la participación del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN), la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (SEGEPLAN), el Ministerio de Energía y Minas (MEM), representantes del Sector Privado, representante de la sociedad civil y el sector académico del país.

  • Las principales fuentes de emisiones de GEI son Bosques que permanecen bosques: cambios netos en las existencias de carbono debido al secuestro (crecimiento de la vegetación) y remociones (cosecha de madera y leña, pérdidas debido a perturbaciones tales como incendios y enfermedades);
  • Bosques urbanos: secuestro de carbono neto;
  • Conversión del uso de la tierra: cambios netos en las existencias de carbono por tierra convertida de un uso a otro, tales como tierras de bosques convertidas a tierras agrícolas o urbanas.

El secuestro de carbono en cultivos permanentes leñosos se considera en el sector Agricultura. Sin embargo, cualquier pérdida inicial de carbono terrestre que ocurra cuando hay cambios de uso de la tierra de bosque hacia uso agrícola se toma en cuenta en el sector FOLU.

La Línea Base de Silvicultura y Otros Usos de la Tierra, que se muestra en el grafico siguiente, presenta el comportamiento de los Gases de Efecto de Invernadero de 1990 al 2050.  De 1990 al 2015 realizando el análisis de los datos históricos existentes y posterior a esta fecha hasta el 2050 mediante una proyección en el supuesto que no se considere ninguna acción para reducir las emisiones.

Gráfica de Línea Base de Silvicultura y Otros Usos de la Tierra

 

A partir de la línea base presentada se formuló un catálogo de opciones de mitigación, del cual posteriormente se priorizaron aquellas opciones que a criterio de la mesa son de mayor interés para el país.

El resultado de estas opciones y la meta planteada se muestran en el cuadro a continuación.

Ministerio Líder Opciones Priorizadas Metas
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Consejo Nacional de Áreas Protegidas e Instituto Nacional de Bosques (FOLU)

Establecimiento, manejo sostenible y eficiente de plantaciones forestales Para el año 2030 la cobertura forestal muestra una ganancia en su análisis comparativo respecto al cambio de uso de la tierra, con relación a los parámetros estimados para el año 2017 (3,364,000 ha). Se espera que anualmente exista un incremento promedio de 10,000 ha.
Fomentar e incentivar establecimiento de sistemas silvopastoriles Para el 2030 se han incorporado a sistemas silvopastoriles al menos 36,000 ha   de las tierras de pastizales, que representan 9.0 millones   de árboles establecidos. Promoviendo 3,000 ha/año de sistemas ganaderos amigables con el ambiente.
Fomentar Conservación y Manejo Sostenible de Bosques Naturales Mediante el manejo forestal sostenible, para el año 2030 se ha conservado el 100% del bosque natural existente al inicio de la implementación de la política, con base en las proyecciones de lo existente según lo reportado al año 2012.

Para el año 2045 se ha incrementado la cobertura forestal (150,000 hectáreas), mediante el manejo de bosques secundarios a través de restauración ecológica en tierras seleccionadas para este propósito, por procesos de sucesión natural, en zonas degradadas en áreas protegidas.

Reforestación de zonas degradadas con especies nativas Para el año 2030 se ha restaurado 120,000 ha de la cobertura forestal en las zonas degradadas, con especies nativas.  Especialmente las áreas identificadas en el estudio de cobertura como “vegetación arbustiva y/o herbáceas,” (riveras de ríos, áreas protegidas, tierras forestales de conservación).   Lo que implica al menos la recuperación de unas 10,000 ha/anuales.
Fortalecer capacidad de respuesta institucional en prevención y control de los incendios forestales Para el año 2030 se ha reducido en un 50% las emisiones de CO2 a causa de la incidencia de incendios forestales con base a lo estimado en la línea base de la Estrategia de Bajas Emisiones.
Uso eficiente de la leña Para el año 2030 se espera que anualmente al menos 20,000 hogares rurales que utilizan leña pasen a cocinar con un sistema de estufas energéticamente eficientes y seguras.  Esta acción se inicia a partir del año 2019, con la participación de múltiples actores institucionales nacionales y de cooperación internacional.

 

  • FOLU-1. Establecimiento, manejo sostenible y eficiente de plantaciones forestales
  • FOLU-2. Fomentar Conservación y Manejo Sostenible de Bosques Naturales
  • FOLU-3. Reforestación de zonas degradadas con especies nativas
  • FOLU-4. Fortalecer capacidad de respuesta institucional en prevención y control de los incendios forestales
  • URB-5. Sistema de Áreas Verdes Metropolitano

Las anteriores opciones se sometieron a un análisis microeconómico, y las conclusiones son:

2050 Curva de costo marginal de abatimiento (MACC)

Desde el punto de vista de reducción de emisiones, la opción de fomentar e incentivar establecimiento de sistemas silvopastoriles (FOLU-2) es la que más reducciones promete, seguido de las otras tres opciones. El sistema de áreas verdes Metropolitano (U5), no se ve muy rentable y no aporta en reducciones, pero es una actividad prioritaria para los municipios.

 

Haga click en el archivo que desee para descargar su versión en PDF.

Primera Sesión

Acceso a documentos:
Algunos documentos del sitio están en Formato de Documento Portable (PDF), para que usted pueda visualizar las publicaciones en su formato original sin importar el tipo de computadora, buscador o sistema operativo que utilice para acceder a internet. Para poder visualizar, navegar e imprimir correctamente los documentos PDF le recomendamos instalar un lector de PDF como Adobe Reader (hacer click aquí para ir al sitio de descarga), el cual puede descargar de forma gratuita. Para mejores resultados le sugerimos instalar la versión 10.x o posterior. Visite el Sitio de Soporte de Adobe Reader para ver soluciones a inconvenientes. Si usted utiliza un lector de pantalla, quizás le interesa visitar la página de Accesibilidad de Lectura de Adobe, la cual tiene una guía de usuario para acceder a documentos PDF con tecnología de asistencia.