Prácticas y Tecnologías

El Proyecto promueve tecnologías y prácticas que aportan a la reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) y que se constituyen en prácticas de producción más eficientes a las tradicionalmente utilizadas. Estas tecnologías y prácticas pueden implementarse en los diferentes sectores:

fotografías de energía alternativa y agricultura

Energía

• Aprovechamiento de fuentes energía renovable como la energía eólica y solar, reduciendo la dependencia de fuentes de generación a partir de combustibles fósiles.

Residencial

• Uso eficiente de la energía eléctrica a partir de electrodomésticos de bajo consumo y sistemas de iluminación que reducen el consumo energético.
• Uso eficiente de la leña mediante la instalación de estufas eficientes.

Industria

• El sector industrial de Guatemala utiliza combustibles fósiles o energía eléctrica para sus procesos de transformación, con dicho sector se promueve la evaluación interna de procesos que permitan identificar acciones que conlleven a la reducción de su huella de carbono y el uso eficiente de sus recursos financieros. Estas acciones pueden ser desde el cambio de equipos hacia tecnologías más nuevas y eficientes o bien cambios de comportamiento en los trabajadores de la institución que favorezcan el ahorro de insumos.

Agricultura

• Uso eficiente de fertilizantes: el Proyecto promueve las buenas prácticas que orientan al uso racional de fertilizantes nitrogenados (cuyo uso genera emisiones de óxido nitroso), basadas en estudios de suelos y análisis de necesidades de los cultivos.
• Gestión de estiércol en biodigestores: los biodigestores procesan las excretas del ganado, procesando el metano (cuyo potencial de calentamiento global es 21 veces mayor que el del dióxido de carbono) y permitiendo su aprovechamiento en sustitución de otro combustible.

Uso de la tierra

• Incremento de sumideros de carbono: el Proyecto apoya acciones orientadas a incrementar el contenido de carbono, tanto en plantaciones forestales, sistemas agroforestales o bien, a través del adecuado manejo de pasturas y tierras agrícolas.