Objetivos y metas

icono flecha en objetivo

Una estrategia de desarrollo con bajas emisiones es liderada por el país; es un proceso de planificación específico que impulsa un desarrollo transformativo climáticamente inteligente que promueve el crecimiento económico mientras se reduce la emisión de gases de efecto invernadero.

La meta es mejorar la productividad, a través de un enfoque sostenible para el uso y conservación de los recursos naturales, promover la innovación y avanzar en el desarrollo y la adopción de prácticas y tecnologías que aumentan la eficiencia y reducen la generación de emisiones de GEI.

Resultados Esperados:

  • Un marco político e institucional que permita la toma de decisiones informadas, basadas en la ciencia del clima y en modelos económicos confiables.
  • Colaboración ente los diferentes grupos de interés para un desarrollo con bajas emisiones, en donde las empresas, agricultores y sociedad civil reconocen el valor económico de adoptar e impulsar prácticas y tecnologías de mitigación.
  • Una ruta establecida en la economía que desvincula el crecimiento económico a largo plazo de la generación de emisiones de GEI.

Un desarrollo con bajas emisiones de GEI apoya al incremento en la productividad y competitividad y al mismo tiempo fortalece la participación de la sociedad civil para crear una ruta baja en carbono y amigable con el ambiente para lograr los objetivos de desarrollo.